TENIS
¿Qué tipo de pistas existen y cómo influyen en el juego del tenista?

Las pistas de tenis de Roland Garros, Wimbledon o el Open de Australia son las más famosas e importantes del mundo entero, en los que podemos admirar el juego de los mejores tenistas del circuito profesional. Aunque sería difícil elegir cuál es nuestro favorito, sin duda los tenistas que participan en estas competiciones lo tendrían bastante claro: elegirían el torneo con la superficie que más se adapta a su estilo de juego.

Y es que frases como “Rafa Nadal es el rey de la tierra batida” o “Roger Federer es imbatible en hierba” nos hacen ver lo mucho que condiciona el tipo de pista sobre el estilo de juego que deben adoptar los tenistas. Por eso, todo buen amante del tenis debe conocer cuáles son las diferentes superficies en las que se juega y cómo modifican el comportamiento de la pelota y el estilo del tenista.

¿Qué tipo de superficies de juego existen?

Si echamos una ojeada a la larga lista de pistas de tenis que podemos encontrar a lo largo y ancho del planeta, principalmente nos vamos a topar con cuatro superficies básicas en las que poder jugar:

Hierba

Este tipo de superficie sólo suele encontrarse en el circuito profesional y cada vez está menos extendida, ya que exige un mantenimiento muy caro y constante. Jugar en pistas de tenis de hierba es casi imposible fuera de Gran Bretaña, donde todavía se disputancompeticiones tan famosas como Wimbledon o el torneo de Queen’s.

Tierra batida o arcilla roja, verde y azul

Al igual que ocurre con la hierba, este tipo de superficie es casi imposible de encontrar fuera de los centros de tenis más profesionales, por lo que para un aficionado es muy complicado poder llegar a pisar una pista así. El coste del cuidado de este tipo de material es elevado, aunque algunos clubs amateurs las están incluyendo actualmente.

Roland Garros, en París, es el torneo más famoso que se disputa sobre arcilla roja –también conocida como tierra batida-. También encontramos abiertos como los de Charleston y Ponte Vedra, ambos en Estados Unidos, que son los únicos del circuito profesional que se juegan sobre arcilla verde. Además, en el Masters de Madrid de 2012 se implementó un nuevo tipo de arcilla con una tonalidad azul, que a pesar de su vistosidad recibió bastantes críticas.

Dura o de cemento

Lo más habitual es que la mayoría de aficionados disputen sus partidos sobre pistas de tenis de cemento, pues son las más fáciles de encontrar fuera de los centros de tecnificación. Están construidas en este material por ser muy limpio, duradero y con un mantenimiento bastante barato.

Este tipo de pistas duras evitan irregularidades en la trayectoria de la pelota y producen botes a mitad de camino entre la hierba y la tierra batida, un juego intermedio. Torneos tan importantes como el Abierto de Estados Unidos o el Abierto de Australia se juegan sobre superficies duras.

Sintética de interiores, moquetas o pista indoor

Este tipo de superficies varían en cuanto a materiales, texturas y grosores. Aunque el Másters de París se jugó bastantes años sobre este tipo de superficie, desde el año 2009 la ATP prohibió utilizarlas para disputar torneos profesionales. Muchas academias y centros tenísticos amateurs suelen usar estas pistas para los entrenamientos, si eres aficionado al tenis y te gusta practicarlo seguro que has probado esta superficie con los amigos.

¿Cómo condiciona el tipo de superficie el juego del tenista?

Como ya hemos comentado anteriormente, el tipo de superficie condiciona, y mucho, el estilo de juego que debe mantener el tenista durante todo el partido. Así, según el material con el que estén construidas, encontramos pistas lentas, rápidas y ultrarrápidas:

Las pistas de tenis lentas hacen que los botes de la pelota sean más altos y lentos, por tanto el jugador tiene más tiempo para preparar el golpe. Esto hace que los puntos que se juegan en estas pistas sean más lentos y los partidos más largos y con mucho mayor desgaste físico. Este tipo de superficies son las favoritas de los jugadores fondistas, que esperan a la bola en el fondo de la pista. Dentro de las pistas de tenis lentas estarían las de tierra batida.

En cambio, las pistas de tenis rápidas propician botes más rápidos y bajos, en los que el jugador debe luchar puntos muy breves en los que la preparación del golpe debe ser instantánea. En este tipo de pistas es imprescindible tener un buen juego de rodillas para moverse rápido por la pista y utilizar bastante poco el fondo, dando mayor importancia a los servicios y al juego de red. Las pistas de tenis de hierba se encontrarían en este grupo, gracias a sus botes irregulares con muchos cambios de altura y dirección.

Por último, es necesario mencionar que también existen pistas de tenis ultrarrápidas con un juego de altísima velocidad, en las que los saques y las voleas son importantísimos y el tiempo de reacción entre golpeos es muy reducido. Dentro de este tipo de pistas encontramos las superficies sintéticas de interior que son bastante más rápidas que las duras e incluso que las de hierba.

En cada tipo de pista y superficie los jugadores usan más golpes que otros, adaptan su juego a las condiciones. En un artículo de nuestro blog, repasamos los golpes principales de tenis, una descripción de cada tipo de acción para mejorar el juego.

About the Author

By kuasa / Administrator on Oct 07, 2017